Nardo Angélica

La reina de los florales blancos. Sensual. Tocado con el picante verde de la angélica. Suntuoso en el calor de la madera de ámbar. Embriagador y deseable.